Sociedad

Consejos sencillos para ahorrar agua en casa

1024 576

Con estos tips no solo contribuirás a proteger el medio ambiente, sino que también verás como se reduce tu factura

http://www.grupopost.com/nota/28878-consejos-sencillos-para-ahorrar-agua-en-casa?p=
Consejos sencillos para ahorrar agua en casa
¿Cómo ahorrar agua?
Sáb 20 de abril de 2019


El medio ambiente que habitamos y que es imprescindible para nuestra vida, está en situación crítica. A esta preocupación, se suman las tarifas crecientes en los servicios de agua, luz y gas. Por ello, te invitamos a tomar nota de estos tips que te permitirán hacer tu contribución con el cuidado del medios ambiente a la vez que reduces el costo de tu factura.

En 14 simples pasos:

1- Cambiar de hábitos: a menudo basta con sencillos gestos que resultan de suma importancia. Aunque hay múltiples posibilidades, una de las medidas más economizadoras es la de sustituir el baño por la ducha, lo que permite ahorrar unos 200 litros de agua diarios. Con el agua que se gasta al tomar un baño, podrías darte unas cuatro duchas o más. 

2- Eliminar posibles fugas: aunque el goteo de un grifo parezca insignificante, a la larga puede suponer un enorme gasto. Por ejemplo, un grifo que pierda una gota cada dos segundos supone un gasto de 6.000 litros al año. 

3- Cerrar el grifo al enjabonarse: el simple hecho de cerrar el grifo mientras nos enjabonamos las manos, el cuerpo, la cabeza, al cepillarse los dientes o afeitarse, podrías ahorrar hasta 12 litros de agua por minuto. 

4- Llenar el lavarropas y el lavavajillas: llenar el lavarropas al límite permite ahorrar unos 74 litros de agua al mes. Siempre que puedas, llena la lavadora y el lavavajillas hasta el tope de su capacidad o utiliza programas de media carga. 

5- Electrodomésticos de clase A: La etiqueta energética con la letra A o A+, A++ y A+++ sobre fondo verde corresponde a los electrodomésticos más eficientes y que menos gastan. Como recuerdan desde la Fundación Ecología y Desarrollo, “ahora se encuentran en el mercado lavavajillas con un consumo de 9 litros de agua con el ciclo a 50 ºC. En los años 70, este consumo se elevaba hasta los 60 litros por ciclo”.

6- Inodoros de doble descarga: este sistema permite al usuario elegir entre la descarga parcial (3 litros) o la total (6 litros); frente a los 9 litros por descarga que consume un inodoro tradicional y que en la mayoría de las veces es excesiva.

7- Reutilizar las aguas grises: actualmente, existen sistemas de depuración especialmente diseñados para el ámbito doméstico que permiten reutilizar el agua del baño para las descargas del inodoro o regar el jardín. En este lavamanos con inodoro incorporado, por ejemplo, el agua que usas para enjabonarte y lavarte va a parar a la cisterna del inodoro. 

8- No usar el inodoro como papelera: colocar un "tachito" en el baño para no usar el inodoro como cubo de basura es una buena táctica para ahorrar agua. 

9- Llenar el fregadero para lavar la vajilla: en lugar de lavar los platos con el agua corriendo, llena el fregadero y solo abre el grifo para enjuagarlos. 

10- Detectar fugas: mira la cifra del contador del agua antes de irte a dormir y vuelve a mirarla por la mañana. Si sigue igual, no hay pérdidas. En caso de que haya variado (sin haber utilizado agua por la noche) significa que tienes que revisar la instalación. 

11- En verano, conservar el agua de las piletas: los tratamientos para el agua existentes hoy día permiten mantener el agua durante varios años sin necesidad de cambiarla. Además, utilizar un cobertor permite reducir al mínimo la evaporación del agua y que no sea necesario reponerla tan frecuentemente.

12- Aprovechar el agua de lluvia: esta medida puede ir de gestos tan sencillos como recoger en un contenedor el agua para utilizarla después a otros más complejos como poner canaletas en el tejado para recogerla y guardarla, o la construcción de un depósito y un sistema de tuberías que permita usarla para el riego o las cisternas.

13- Apostar a la xerojardinería: se trata de jardines diseñados para que tengan un bajo consumo de agua, mediante la elección de plantas autóctonas o que requieren poca agua (como los cactus, las suculentas o las de climas áridos). Así como un uso racional del agua de riego. Un jardín de este tipo puede consumir una cuarta parte menos de agua que un jardín convencional.

14- Riega las plantas por la noche: esta acción contribuye a que el agua no se evapore rápidamente y evita malgastar 20 litros por minuto. Además, se recomienda no hacerlo con "sapitos" o manegueras, sino con regaderas o baldes que permitan controlar la cantidad de agua que se utiliza.

¡Pequeñas acciones pueden generar un gran cambio, en post del medio ambiente y de tu bolsillo!

visitas
¿Te gusto? Compartila

Temas de la nota

Comentarios
Los autores de los comentarios se hacen por completo responsables de los mismos. Al ser responsabilidad exclusiva de los autores, la empresa queda eximida de afrontar sanciones derivadas del contenido de los comentarios. El usuario que publique comentarios injuriantes o insultantes recibirá la inhabilitación de parte de la empresa para volver a comentar. La publicación de un comentario implica el previo conocimiento de estas advertencias.
También te puede interesar
Las tapas de los diarios de hoy